credito hipotecario portada

Te decimos como funciona el Crédito Hipotecario

Publicado por Gabriela Alatriste 10.September.19

¿Piensas adquirir un inmueble este año? Aquí te dejamos una guía que pretende ayudarte con recomendaciones para que tomes la mejor decisión.

Tomar la iniciativa de adquirir un crédito hipotecario puede ser una buena opción para comprar una vivienda sin la necesidad de desembolsar una importante cantidad de dinero.

Aclaremos que un crédito hipotecario es un préstamo de dinero que otorga una institución financiera para en este caso la compra de una vivienda, ya sea una casa o departamento usado o nuevo o un terreno, también existen los prestamos para construir o remodelar un inmueble.

Esto siempre bajo un contrato que va a estipular los plazos y el porcentaje de interés (tasa de interés)

¿Por qué usar un crédito hipotecario?

Empecemos por la mayor de las ventajas en definitiva hay que verlo como una inversión. En vez de pagar mes a mes el alquiler de tu vivienda, puedes destinar ese dinero a pagos de las cuotas de tu propia vivienda.

Otra ventaja es que las instituciones que otorgan los créditos protegen tu patrimonio de siniestros como sismos, incendios entre varios otros.

La realidad es que es una buena opción adquirir nuestra vivienda con un financiamiento que nos permita comprar una propiedad sin que ésta inversión descapitalice.

¿Qué es un crédito hipotecario?

Un crédito hipotecario es una figura legal que da certeza tanto a quien presta capital como a quien lo pide y tiene como garantía un inmueble. Funciona a través de un avalúo que determina el valor del inmueble; una vez tasado éste, se determina el monto del préstamo.

El inmueble se convierte entonces en una garantía de pago para quien presta el capital y en un compromiso de pago para quien lo solicita. Es importante tener presente que de no cumplir con los pagos, la propiedad pasará a manos del prestador.

Por eso, para solicitar un crédito hipotecario, es necesario demostrar una situación económica estable que posibilite quien solicita el crédito, afrontar los pagos mensuales hasta cubrir la totalidad del préstamo y liberar el bien hipotecado.

Otro asunto a considerar es que para solicitar un crédito hipotecario, es necesario que el inmueble no esté ya hipotecado.

Nueva llamada a la acción

Ventajas de un crédito hipotecario

Empecemos por decir que en general, el asunto radica en hacer bien las cuentas y ser disciplinados a la hora de pagar para que todo salga bien.

Esto viene a cuento porque a través de un crédito hipotecario puedes acceder a sumas de dinero superiores a las que te da un crédito personal.

Esta liquidez te permite comprar, construir o remodelar tu casa. Por otro lado, el crédito hipotecario no implica que quien lo financia haga uso del inmueble; por lo que si es tu casa la que estás hipotecando, nada impide que sigas viviendo en ella.

Un crédito hipotecario puede solicitarse con una edad mínima de 18 años y máxima de 64. Claro que el momento ideal para hacerlo, será cuando se cuente con una estabilidad económica o unos buenos ahorros que brinden confianza a las instituciones financiadoras.

Dependiendo de la edad del solicitante, aplicarán condiciones diferentes. En algunos casos, para los más jóvenes, el financiamiento puede ser hasta del 100%.

¿Dónde solicitarlo?

Si ya te sientes más confiado sobre los créditos hipotecarios, seguramente te preguntarás a dónde acudir.

Existen distintas instituciones financieras que pueden proveerte de este servicio: los bancos, las sociedades financieras de objeto limitado (Sofol), las sociedades financieras de objeto múltiple (Sofom); como las cajas de ahorro o las cooperativas y algunas instituciones gubernamentales como el Infonavit o el Fovissste.

Cada institución tiene sus propias condiciones y es importante conocerlas y compararlas para saber cuál es la que mejor te viene.

En el caso de los bancos por ejemplo, es indispensable tener un buen historial crediticio.

Pues el comportamiento que has tenido como pagador con créditos anteriores o vigentes: tarjetas de crédito, crédito automotriz, de servicios, etc. repercute en tu solicitud.

Si tu historial es bueno, la institución podría hacerte beneficiario de algunas recompensas, como condonarte el pago de una mensualidad cada cierto tiempo o aplicarte una tasa de interés inferior.

Las entidades gubernamentales como el IMSS o el ISSSTE, a través de las aportaciones patronales, te permiten ir creando un fondo de ahorro que te permita solicitar un crédito hipotecario que podrías usar íntegramente o sumarlo a otro. Un requisito indispensable para pedirlo, es estar cotizando.

CTA Piensas comprar casa en Mérida

Consideraciones

Adquirir un inmueble es una decisión que conlleva tiempo. Hay que informarse, comparar y valorar cuál de las ofertas se ajusta mejor a tus necesidades y tu presupuesto.

Hay que hacer proyecciones a futuro que permitan vislumbrar con base en las condiciones de cada institución, los plazos de pago, las tasas de interés y comisiones de cada una.

Pues en función de esto podrás tener un claro panorama para saber en cuánto tiempo podrás liquidar el compromiso adquirido y cuánto te cobrarán por financiarlo.

Una sugerencia que te hacemos, es seleccionar las instituciones que más te hayan convencido y solicitar la oferta vinculante.

Esto es una ficha de información personalizada que que te permite conocer las condiciones y características particulares que cada institución de ofrece a ti.

Este documento que viene firmado por la institución que te lo provee, no te obliga a nada y suelen tener una vigencia no menor a 14 días naturales. Esto con el fin de darte el tiempo que necesite para meditar tu decisión.

En la vida siempre es bueno tener aliados, pues estas figuras se convierten en apoyos que aligeran la vida. Un crédito hipotecario es sin duda la opción más accesible y segura para tener tu propiedad. Finalmente, la clave del asunto está en ser responsables con nuestras finanzas.

CTA - Mejores Ciudades para Vivir en México



¡Suscríbete a nuestro blog!